SÍGUENOS:

Si buscas invertir en una pieza de arte contemporáneo de Guatemala para tu hogar, existen varias maneras de lograrlo.

 A simple vista, el mercado artístico puede parecer intimidante, sobre todo para todo aquel que no es rico o famoso. ¡Esto no es cierto! Afortunadamente existen muchas alternativas para que hoy puedas comprar y poseer una obra de arte hecha en Guatemala, de forma accesible. Para que esta experiencia no sea una tarea abrumadora, te preparamos algunos aspectos básicos que es útil tomar en cuenta.

Establece tu presupuesto

¿Cuánto quiero invertir en mi primera obra de arte de Guatemala? Hacerte esta pregunta es el primer paso en tu recorrido. La respuesta te guiará al tipo de espacio que tiene obras disponibles (¿visitarás una galería tradicional o buscarás una opción independiente?) y el formato al que deseas acceder (¿comprarás una obra original o una reproducción?). Un buen ejercicio es definir una suma realista que puedas invertir, según tu presupuesto. Quizá sea el equivalente a una salida de fin de semana o al precio de un conjunto de ropa de tu gusto. La cantidad que inviertas en tu primera pieza, debe permitirte crecer gradualmente tu colección, no desbancarte. Si es una experiencia gratificante y cómoda, se convertirá en un gusto ver crecer tu colección.

Mientras más referencias acumules, tu mente y ojo estarán más entrenados para identificar los estilos de arte que te gustan.

Las sugerencias en tendencia

Si te gusta el trabajo de un artista guatemalteco, pero sus obras originales superan tu presupuesto, una buena opción es adquirir una reproducción limitada de su trabajo. Éstas deben tener un precio más accesible que la original, pero no por ello son menos valiosas. Si están numeradas y cuentan con certificado de autenticidad, siguen siendo piezas con valor coleccionable.

Naranja, Art & Décor es una galería independiente de arte guatemalteco que ofrece reproducciones certificadas de obras nacionales. Puedes encontrar un catálogo dinámico, con nuevas reproducciones limitadas de artistas contemporáneos guatemaltecos cada mes.

Las reproducciones originales son excelentes piezas para coleccionistas primerizos que buscan arte para fines decorativos, por su precio accesible y valor coleccionable.

 

Si buscas una pieza que no vaya en tus paredes, las esculturas y los objetos decorativos industriales son opciones interesantes. Te recomendamos confirmar que estén firmados o marcados por su creador o creadora, para asegurar su originalidad.

No está de más recordar: una factura o recibo no es suficiente para garantizar el valor de una obra. Una buena práctica para comprar obras originales o reproducciones es hacerlo a través de galerías, tiendas de arte o vendedores independientes reconocidos. Busca que tengan trayectoria en el medio y que puedan extender documentación de autenticidad sobre las piezas vendidas.

¿Por qué invertir en arte de Guatemala?

Al comprar obras de arte de Guatemala contribuyes a fortalecer la identidad cultural del país. Tu colección captura un momento irrepetible de la cultura guatemalteca. Los sentimientos, contexto y técnica empleados, reflejan la actualidad y tienen un gran valor histórico nacional. Exhibir una obra contemporánea en tu sala, comedor u oficina, invita a que otros exploren la riqueza cultural nacional.

Adicionalmente, la compra de bienes culturales es parte del 7.26% del PIB nacional, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Tu adquisición en arte guatemalteco apoya tanto a artistas como a los servicios de arte. Al iniciar tu colección, amplias la demanda por más y mejores servicios culturales, que terminan teniendo un impacto positivo en la sostenibilidad de esta industria.

La inversión hecha en una obra de arte guatemalteca, como primera pieza de colección, te impulsará a nuevas fronteras. Anímate a armar una colección inigualable, guiado por tu curiosidad, perspicacia comercial y gusto.

You don't have permission to register